InicioQué es la Divina MisericordiaSanta Faustina: siempre preocupada por su familia

Santa Faustina: siempre preocupada por su familia

Fecha:

Veamos el interés que tuvo siempre nuestra santa por sus parientes.

202. Hoy ha venido a visitarme una hermana mía de sangre. Cuando me ha contado sus intenciones, he temblado de miedo, ¿es posible esto? Esta querida alma es bella frente a Dios, no obstante unas grandes tinieblas habían bajado sobre ella y no sabía defenderse. Todo lo veía en negro. El buen Dios me la ha confiado, durante dos semanas pude trabajar sobre ella. Sin embargo, cuántos sacrificios me ha costado, solamente Dios lo sabe. Por ninguna otra alma he llevado al trono de Dios tantos sacrificios, sufrimientos y oraciones como por ella. Sentía que había forzado a Dios a concederle la gracia. Cuando pienso en todo esto, veo un verdadero milagro. Ahora veo cuánto poder tiene la plegaria de intercesión ante Dios.

857. Por la noche recé un par de horas, primero por los padres y los parientes, por la Madre General y por toda la Congregación y por las alumnas, por tres sacerdotes a quienes debo mucho; recorrí el mundo entero a lo largo y a lo ancho y agradecí a la insondable Misericordia de Dios por todas las gracias concedidas a los hombres y pedí perdón por todo con que lo habían ofendido.

987. Hoy supe que una persona de mi familia ofende a Dios y que está en un grave peligro de muerte. Este conocimiento ha traspasado mi alma con un sufrimiento tan grande que pensaba no poder soportar tal ofensa a Dios. He pedido insistentemente perdón a Dios, pero veía su gran indignación.

1290. Hoy me visitó mi hermano Stasio. Me alegré enormemente de ver esta hermosa almita que también piensa entregarse al servicio de Dios, o sea Dios mismo la atrae a su amor. Hablamos mucho tiempo de Dios, de su bondad. Durante nuestra conversación conocí lo agradable que es a Dios esta almita. Recibí el permiso de la buena Madre Supe- riora de vernos más a menudo. Cuando me pidió un consejo a dónde entrar, le contesté: Si tú sabes mejor que es lo que el Señor quiere de ti. Le mencioné la orden de los jesuitas, pero: Entra en dónde te plazca. Prometí rezar por él y decidí hacer una novena al Sagrado Corazón por intercesión del padre Pedro Skarga, con la promesa de publicarlo en el Mensajero del Sagrado Corazón de Jesús, porque tiene muchas dificultades en esta iniciativa suya. Comprendí que en esta cuestión es más provechosa la oración que el consejo.

Habla al Mundo es un servicio de difusión de la Divina Misericordia que brinda espiritualidad, formación y capacita Apóstoles de la Divina Misericordia.

Para ser parte de esta obra evangelizadora, podés sumarte a nuestros grupos de WhatsApp/Telegram: www.linktr.ee/hablaalmundo

Jesús, en Vos confío

También puede interesarte

Faustina: «La boca de Dios en la tierra»

En la confesión Dios nos habla por boca del...

Faustina: «La confianza»

Solo ella expulsa el miedo.198- Una vez el Señor...

Faustina: «Las almas elegidas»

Un poco sufridas pero las más inmensamente libres y...

Faustina: «Nada sin ella»

Santa Faustina comprendió perfectamente que el fiel cumplimiento de...

Faustina: «Miedos»

Jesús nos muestra que el miedo es sinónimo de...

Últimas Publicaciones

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?