InicioServiciosHablen con Dios

Hablen con Dios

Fecha:

De qué manera acercarse al Padre y encontrarse con esa mirada amorosa que regala la paz al alma

Vayan a Dios por el corazón, por la expansión del corazón, por la conversación íntima del alma para que puedan adquirir esa paz que lo abarca todo, ese sentimiento de Dios que suple todo, esa mirada amorosa a Dios que anima todo. Sepan hablar con Jesús y María con esa intimidad con la que hablan con su querida madre; aprendan a dar a nuestro Señor cuenta detallada de su alma, de su vida; expongan a Dios lo que piensan, lo que desean, lo que sufren. Hablen con nuestro Señor con sencillez y sinceridad, como si hablaran con un amigo. Sean hijos cariñosos y generosos con el buen maestro. En este trabajo del amor no hablen siempre; sepan callarse a los pies de Jesús; siéntanse felices de verlo, contemplarlo, oírlo, de estar junto a Él: el lenguaje del amor es más bien interno que externo. No necesita Dios de nuestras reflexiones ni de nuestras palabras para enseñarnos a amarle u otorgarnos su gracia. Con todo, quiere que hagamos cuanto podamos ante su majestad soberana y que le demostremos nuestra buena voluntad. Luego, cuando se agota nuestra pobreza, se llega hasta nosotros y nos concede sus gracias. Cuando mediten no reflexionen tanto; ejercítense más bien en actos de las virtudes. Por ejemplo: cuando mediten en la pasión de nuestro señor Jesucristo, hagan, ante todo, un acto de amor al contemplar todo lo que el Salvador ha sufrido por ustedes; después formulen un acto de agradecimiento por haberles amado tanto y sufrido tanto por ustedes, y por haberles hecho conocer sus sufrimientos. A continuación, hagan un acto de amor a sus sufrimientos y particularmente al que han de sufrir en aquel momento; pidan luego gracia y amor para padecer por su amor. Recurran asimismo a la santísima Virgen y a los santos, pidiéndoles les alcancen la gracia que anhelan, y tomen la resolución de sufrir callando tal o cual sacrificio. Esta es una excelente meditación. Cuando se llega a conversar de esta suerte con nuestro Señor, ¡qué felicidad se siente! Es un tesoro que se lleva por doquiera. Es el centro de nuestro corazón y de nuestra vida. Sin Jesús no hay dicha en la tierra; por lo cual, no les resta más que vivir con Jesús, el esposo, el padre, y la vida de nuestra alma. Pidan a la santísima Virgen la gracia de la oración: ésta es la gracia de las gracias.

Los sacerdotes de Habla al Mundo realizan desde 1994 publicaciones católicas impresas que, ahora, ponemos tu alcance de manera virtual.

Las revistas son:

Adoradores (Para promover la adoración eucarística)

Almanaque Día por Día con Jesús y María (El evangelio de cada día y bellísimas ilustraciones)

Cristo Hoy (La vida de la Iglesia, espiritualidad, formación humana y mucho más)

La Hora de la Misericordia (Para promover la Divina Misericordia)

Para adquirir ediciones en formato papel (solamente dentro de Argentina) comunícate con tu distribuidor local o consultando al

WhatsApp: +5493816329879

Habla al Mundo es un proyecto de formación y difusión de la Divina Misericordia.

Para ser parte de esta obra Evangelizadora, podés sumarte a nuestros grupos de WhatsApp o contáctanos: www.linktr.ee/hablaalmundo

Jesús, en Vos confío

También puede interesarte

Pan y palabra, una sola cosa

 El papa Francisco enseña en su catequesis que en...

Adoradores: “Mejor que no vaya a misa”

Hace un tiempo el papa Francisco dijo la frase...

Para qué se adora al Santísimo Sacramento

Adorar es un deber antes que un gusto, ya...

La Eucaristía en el Catecismo de la Iglesia Católica (X)

¿Cuánto sabemos acerca de la Eucaristía? ¿Son los nuestros...

María Santísima y la Eucaristía

El último capítulo de la encíclica Ecclesia de Eucharistia...

Adoradores: ¿Por qué debemos ir a misa?

Ocho razones para participar de la Eucaristía dominical y...

Últimas Publicaciones

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?