InicioQué es la Divina MisericordiaFaustina: "Misericordia en la hora de la muerte"

Faustina: «Misericordia en la hora de la muerte»

Fecha:

Una importante nota devocional de la Misericordia es la oración por los moribundos.

1036- Conozco cada vez mejor cuánto necesita cada alma la Divina Misericordia durante toda la vida, pero especialmente en la hora de la muerte. Esta coronilla es para aplacar la ira divina, según me ha dicho el Señor mismo.

1520- Hoy el Señor me dijo: He abierto mi Corazón como una Fuente viva de Misericordia. Que todas las almas tomen vida de ella. Que se acerquen con gran confianza a este mar de misericordia. Los pecadores obtendrán la justificación y los justos serán fortalecidos en el bien. Al que haya depositado su confianza en mi Misericordia, en la hora de la muerte le colmaré el alma con mi Paz divina.

1543- Esta noche el Señor me dijo: Abandónate toda a Mí en la hora de la muerte y Yo te presentaré a mi Padre como mi esposa. Ahora te recomiendo unir de modo particular tus acciones, aún sean las más pequeñas, a mis méritos, y entonces mi Padre las mirará con amor como si fueran mías.

1797- Al encontrarme con el Señor, le dije: Me engañas, Jesús, me enseñas la puerta abierta del Cielo y me dejas nuevamente en la tierra. Y el Señor me dijo: Cuando veas en el Cielo tus días actuales, te alegrarás y querrás ver tantos como sea posible. No Me extraña, hija mía, que ahora no logres comprender esto, ya que tu corazón esta desbordado de dolor y de anhelo por Mi. Me gusta tu vigilancia; te baste mi palabra de que ya no queda mucho. Y otra vez mi alma se encontró en el destierro. Me uní cariñosamente a la voluntad de Dios, sometiéndome a sus amorosos designios.

697- Oh Jesús, Tú sabes que amo el sufrimiento y deseo vaciar el cáliz de los sufrimientos hasta la última gota y, sin embargo, mi naturaleza notó un ligero escalofrío y cierto temor, pero en seguida mi confianza en la infinita misericordia de Dios se despertó con toda su potencia y todo tuvo que ceder delante de ella como la sombra delante de un rayo de sol. Oh Jesús, qué grande es tu bondad; tu infinita bondad que conozco bien me permite mirar con entereza a los ojos de la muerte misma. Sé que nada puede sucederme sin su permiso. Deseo glorificar tu Misericordia infinita en la vida, en la hora de la muerte y en la resurrección y en la eternidad.

Habla al Mundo es un servicio de difusión de la Divina Misericordia que brinda espiritualidad, formación y capacita Apóstoles de la Divina Misericordia.

Para ser parte de esta obra evangelizadora, podés sumarte a nuestros grupos de WhatsApp/Telegram: www.linktr.ee/hablaalmundo

Jesús, en Vos confío

También puede interesarte

Faustina: «¡Empieza en la familia!»

El papel del hogar familiar de Helena Kowalska fue...

Faustina: «Los representantes de Jesús»

Meditemos el amor de Jesús y santa Faustina por...

Faustina: «Hostia de expiación»

Nuestra Santa sufría y oraba en reparación de los...

Faustina: «Vengo a ti con Mi misericordia»

En el 93° aniversario de la revelación de la...

Faustina: «Para los agonizantes»

Cuidemos las almas de los que más sufren en...

Faustina: «La venida de Jesús»

Santa Faustina se compenetraba con el misterio de la Navidad...

Últimas Publicaciones

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?