InicioServiciosProdigio eucarístico en un oásis mariano

Prodigio eucarístico en un oásis mariano

Fecha:

Ocurrió en Guadalupe, España, en el siglo XV. De una Hostia consagrada manaron gotas de sangre. El prodigio se convirtió en un motivo de veneración del pueblo español.
Los reyes de Castilla al enterarse se hicieron devotos del milagro de la Eucaristía.

Era el año 1420, en una ciudad que es foco de devoción mariana como Guadalupe, ocurrió un prodigio que avivó la fe y el amor a la Eucaristía. Durante la celebración de la misa, una Hostia consagrada derramó gotas de Sangre. El Prodigio contribuyó a fortalecer la fe del sacerdote y de muchos fieles, entre ellos, el mismo rey de Castilla.

Hoy en día es objeto de profunda devoción para el pueblo español en el Santuario de Guadalupe, España, y es todavía posible admirar las preciosas reliquias del corporal y el palio ensangrentado (el palio es una pequeña tela cuadrada, almidonada, que sirve para cubrir el cáliz y la patena). Estos fueron utilizados durante la misa milagrosa por el
venerable padre Pedro Cabañuelas, sacerdote de profunda devoción eucarística. Transcurría horas enteras en adoración delante del Santísimo Sacramento. Durante un período, el padre Cabañuelas fue duramente tentado acerca de la realidad de la transubstanciación; pero en 1420 todas sus dudas fueron disipadas.

Como era costumbre cotidiana, el padre Pedro se dispuso a la celebración de la santa Misa. En el momento de la consagración vio una densa nube que impedía la visibilidad y bajaba de lo alto para posarse finalmente sobre el altar. Entonces el sacerdote suplicó al Señor que sus dudas fueran disipadas. Lentamente, la nube comenzó a desvanecerse y se presentó una visión.
La Hostia se encontraba suspendida sobre el cáliz y de ella brotaban grandes gotas de sangre que llenaron rápidamente el cáliz hasta el punto de derramarse sobre el corporal y el palio.
Entonces, el sacerdote escuchó una voz que decía: “concluye la misa y no reveles por ahora a ninguno lo que has visto”. Pero el Milagro fue divulgado poco después por los religiosos presentes. Así, la noticia se difundió por toda España hasta llegar a oídos del Rey de Castilla, don Juan II y la Reina, Doña María de Aragón, los cuales se convirtieron en grandes devotos del Milagro.

Habla al Mundo es un servicio de difusión de la Divina Misericordia que brinda espiritualidad, formación y capacita Apóstoles de la Divina Misericordia.

Para ser parte de esta obra evangelizadora, podés sumarte a nuestros grupos de WhatsApp/Telegram: www.linktr.ee/hablaalmundo

Jesús, en Vos confío

También puede interesarte

Adoradores: «Descanso espiritual»

San Josemaría Escribá de Balaguer (1902 - 1975) escribió...

Adoradores: «Testimonios eucarísticos»

Testimonios y relatos que nos ayudarán a incrementar nuestro amor...

Adoradores: «Sagrado Alimento de peregrinos y caminantes»

La Eucaristía nos empuja a promover la fraternidad en...

Adoradores: «Jesús en la Sagrada Eucaristía»

Tú estás aquí, Señor, en la Sagrada Eucaristía, a dos...

Adoradores: «Milagros eucarísticos»

Glotowo: hostias olvidadas en un campoEn 1290, a causa...

Últimas Publicaciones

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?