InicioServiciosAdoradores: Para qué se adora al Santísimo Sacramento

Adoradores: Para qué se adora al Santísimo Sacramento

Fecha:

Adorar es un deber antes que un gusto, ya que con ello recibimos un abundante caudal de gracias al tiempo que damos a Dios lo que corresponde como nuestro Señor Creador y a su único Hijo, Jesucristo, como nuestro redentor.

La Adoración Eucarística tiene lugar cuando el Santísimo Sacramento –una hostia consagrada– se expone en una posición de honor para alabarlo y adorarlo. La hostia se guarda en un receptáculo llamado custodia y se expone sobre el altar, donde todos puedan concentrarse en la presencia de Cristo al rezarle. Al honrar y alabar al Santísimo, los fieles reciben gracia, misericordia y caridad.

Sentido de la adoración

La Adoración al Santísimo, es reconocer que Dios Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, es el único Dios, es reconocerle como Ser Supremo, Creador, Salvador y Señor de todo. Este acto es similar a la adoración que hicieran los pastores o los reyes magos al niño Jesús. Es ofrecernos en cuerpo, mente y alma a su voluntad, a su proyecto y Plan de amor para la humanidad. Es un momento de encuentro personal o comunitario, donde nos encontramos frente a Él y en profunda oración agradecemos su bondad, su amor, su infinita misericordia; por ello le ofrecemos los dones que nos ha dado para ser utilizados de acuerdo a su voluntad en la venida de su Reino desde los más humildes; y le pedimos nos permanezca firmes en este caminar junto a nuestros seres queridos y a sus pastores en la tierra.

Para vivir mejor la misa

En toda forma de culto a este Sacramento hay que tener en cuenta que su intención debe ser una mayor vivencia de la celebración eucarística. Las visitas al Santísimo, las exposiciones y bendiciones han de ser un momento para profundizar en la gracia de la Comunión, revisar nuestro compromiso con la vida cristiana; la verificación de cada uno ante la Palabra del Evangelio, el asomarse al silencioso misterio del Dios callado… Esta dimensión individual del tranquilo silencio de la oración, estando ante él en el amor, debe impulsar a contrastar la verdad de la oración, en el encuentro de los hermanos, aprendiendo también a estar ante ellos en la comunicación fraternal. La exposición y bendición con el Santísimo Sacramento es un acto comunitario en el que debe estar presente la celebración de la Palabra de Dios y el silencio contemplativo. La exposición eucarística ayuda a reconocer en ella la maravillosa presencia de Cristo o invita a la unión más íntima con él, que adquiere su culmen en la comunión Sacramental.

Habla al Mundo es un proyecto de formación y difusión de la Divina Misericordia.

Para ser parte de esta obra Evangelizadora, podés sumarte a nuestros grupos de WhatsApp o contáctanos: www.linktr.ee/hablaalmundo

Jesús, en Vos confío

También puede interesarte

Adoradores: «Milagros eucarísticos»

Glotowo: hostias olvidadas en un campoEn 1290, a causa...

Adoradores: «Formar niños adoradores»

Es increíble ver como los niños adoran a Jesús...

Adoradores: «Los niños y la Eucaristía.»

Incentivemos en nuestros niños su amor a la Santa...

Adoradores: «Contemplación eucarística»

El beato Gracia de Cátaro (1423-1508), san Pascual Bailón...

Adoradores: «Testimonios eucarísticos»

Testimonios y relatos que nos ayudarán a incrementar nuestro amor...

Adoradores: “Vamos al Sacrificio de Jesús (II)» (Continuación)

Vemos que el sacerdote echa incienso en un pequeño...

Últimas Publicaciones

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?