InicioQué es la Divina Misericordia"Faustina: El tiempo del mérito..."

«Faustina: El tiempo del mérito…»

Fecha:

Extractos de las “Cartas de santa Faustina”, de la editorial Misericordia (Cracovia). Ellas nos descubren y completan la fisonomía espiritual de la santa, a la vez que nos muestran el rostro de una mística y profeta, comprometida en la tarea de proclamar al mundo entero el mensaje de la Misericordia.

“A la hermana Ludwina:
(…) Oh querida hermanita aproveche mientras haya tiempo, porque no sabemos cuándo Jesús nos dirá ‘basta, el tiempo del mérito ya ha pasado’.
Oh hermanita, es grande la gracia de la vocación, ahora se la comprende mejor que en cualquier otro momento. Le pido mucho la oración. La muerte es para mí una gran gracia; deseo mucho unirme a Jesús…
Sea consoladora del Corazón de Jesús. Estoy en el hospital y soy inhábil, pero es evidente la voluntad de Dios.
Adoro a Dios tanto con la salud como con la enfermedad y el sufrimiento. Las queridas superioras hacen lo que pueden, pero yo acepto plenamente la voluntad de Dios y deseo fervientemente unirme a Dios, pero cuando El mismo lo quiera. Rece por mí, para que en estos últimos momentos sepa contestar a la gracia divina. (…)
Anonádese, hermana, a través del amor activo, como el sacrificio puro, para que solamente su ojo Divino pueda deleitarse con El. Yo estoy cerca de la muerte y con verdadera impaciencia espero la llamada de Dios. Cuándo será, no sé. Escribo con una mano temblorosa, me parece que ésta es la última carta para usted, hermana. Oh, qué bueno es vivir durante toda la vida solamente para Dios…
Oh, hermana, ame a Jesús fuertemente, porque el amor adelanta al temor. Soy pequeñísima, durante la vida no he hecho nada grande para El, pero siempre he confiado en su amor. La Misericordia de Dios es grande e inconcebible. No deberíamos temer a Dios, sino, en vez del temor, procurar tener el amor que es el único que santifica las almas. Me alegro de que este amor nuestro haya perdurado toda la vida, se ve que Jesús era el enlace. Hermana, sea una buena religiosa…
Quizá el Señor Jesús me lleve pronto. Le ruego hermana que rece por mí para que sepa aprovechar con paciencia estos últimos momentos. El recordar la muerte llena mi alma de alegría, a pesar de (que) siento lo miserable que soy.
Dios es la Bondad misma, confío en su Misericordia y estoy completamente serena.
Sí, querida hermana, hay que aprovechar cuando hay tiempo. Los momentos muy desagradables que durante la vida tuvimos que vivir más de una vez, antes de la muerte son un consuelo para el alma.
Termino estas pocas palabras, porque estoy muy cansada.
Sor M. Faustina

Habla al Mundo es un proyecto de formación y difusión de la Divina Misericordia.

Para ser parte de esta obra Evangelizadora, podés sumarte a nuestros grupos de WhatsApp o contáctanos: www.linktr.ee/hablaalmundo

Jesús, en Vos confío

 

 

También puede interesarte

Faustina: «¡Empieza en la familia!»

El papel del hogar familiar de Helena Kowalska fue...

Faustina: «Los representantes de Jesús»

Meditemos el amor de Jesús y santa Faustina por...

Faustina: «Hostia de expiación»

Nuestra Santa sufría y oraba en reparación de los...

Faustina: «Vengo a ti con Mi misericordia»

En el 93° aniversario de la revelación de la...

Faustina: «Para los agonizantes»

Cuidemos las almas de los que más sufren en...

Faustina: «La venida de Jesús»

Santa Faustina se compenetraba con el misterio de la Navidad...

Últimas Publicaciones

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?