InicioServiciosAdoradores: El Santísimo Misterio de San Juan de las Abadesas

Adoradores: El Santísimo Misterio de San Juan de las Abadesas

Fecha:

Una hostia consagrada en el año 1251, toda incorrupta.

Veamos un poco de historia: el conde Vifredo, en el 887, fundó un monasterio en el Pirineo catalán, alrededor del cual se agrupó pronto la población que hoy se llama San Juan de las Abadesas, en la provincia de Gerona y diócesis de Vich, a las orillas del río Ter, en España. En 1251 se construyó para la iglesia del monasterio un grupo escultórico de madera, representando el descendimiento de la Cruz: lo componían las imágenes de Jesús y su madre María, José de Arimatea y Nicodemus, con San Juan, el discípulo amado, y los dos ladrones. Las esculturas, que sobrevivieron a la contienda de 1936, están dotadas de un gran sentimiento y emotividad. La cabeza, sobre todo, de Jesús, es de una imponente hermosura. Y en la frente de ella mandó abrir el artista una cavidad de unos seis centímetros de diámetro a fin de colocar dentro la Sagrada Eucaristía. Y así se hizo, depositando una hostia consagrada dividida en tres fracciones. El caso es que la memoria de aquella hostia oculta en la cabeza del crucifijo se había borrado al llegar al siglo xv.
Pero en 1426, al renovar la pintura de las imágenes y observar que la del crucifijo tenía en la frente una placa de plata, hallaron dentro un pequeño lienzo de lino blanco, y, envuelta en él, la hostia consagrada en el año 1251 del todo incorrupta, que desde entonces es venerada allí mismo hasta la actualidad con el nombre de «Santísimo Misterio de San
Juan de las Abadesas».

Reflexiones de santos

Es una idea genial la de este sagrario.
Porque sólo en el cerebro de Cristo pudo anidar la idea de la Eucaristía como memorial de su Pasión. San Juan Bautista Vianney lo expresaba con sencillez profunda en sus catequesis: «Hijos míos, cuando el Señor quiso dar alimento a nuestra alma para sostenerla en la peregrinación por el mundo, paseó su mirada por todas las cosas creadas y no encontró nada digno de ella. Entonces se reconcentró en sí mismo y resolvió entregarse».
Esta idea del amor de Cristo al darse en la Eucaristía la expresó mejor que nadie el encantador san Gerardo Mayela cuando oye al Señor que le dice desde el Sagrario:
– Tú estás un poco loquillo.
A lo que contesta el simpático religioso:
– Jesús, más loco estás Tú, que te has
hecho prisionero por mi amor…

Habla al Mundo es un servicio de difusión de la Divina Misericordia que brinda espiritualidad, formación y capacita Apóstoles de la Divina Misericordia.

Para ser parte de esta obra evangelizadora, podés sumarte a nuestros grupos de WhatsApp/Telegram: www.linktr.ee/hablaalmundo

Jesús, en Vos confío

También puede interesarte

Una procesión para obtener el favor del Cielo

En 1603 la isla de Chío estaba amenazada de...

Adoradores: «Los niños y la Eucaristía»

Incentivemos en nuestros niños su amor a la Santa...

Adoradores: «Testimonios eucarísticos»

Testimonios y relatos que nos ayudarán a incrementar nuestro amor...

“Vamos al sacrificio de Jesús”(V) (Continuación)

SilencioAntes de las lecturas bíblicas, todos hacemos silencio. ¿Por...

Modelo de contemplación

En el Corazón de María aprendemos los misterios de amor...

El Espíritu Santo y la Eucaristía

Por la comunión de su Cuerpo y su Sangre, Cristo...

Últimas Publicaciones

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?