InicioQué es la Divina MisericordiaLa Imagen de Jesús Misericordioso

La Imagen de Jesús Misericordioso

Fecha:

La Imagen de Jesús Misericordioso es el distintivo de la Divina Misericordia. Por medio de ella Jesucristo quiere hacernos visible, presente y actual la infinita Misericordia Divina. La imagen representa la infinita Misericordia de Dios Uno y Trino, manifestada por medio de Jesucristo, por eso puede llamársela indistintamente como Imagen de “la Divina Misericordia”, de “Jesús Misericordioso” o de “Jesús Divina Misericordia”. El Señor quiso ser pintado y donar gracias especiales por medio de esta ilustración suya. La imagen es fruto de un pedido explícito del Señor, posee promesas para quienes la veneren y tiene una relación muy estrecha con la Fiesta de la Divina Misericordia.

El pedido de Jesús a sor Faustina de pintar una imagen tuvo lugar en la visión del 22 de febrero de 1931 en la celda de la religiosa polaca durante su estancia en el convento polaco de Plock. “Al anochecer, estando yo en mi celda –escribe en su Diario– vi al Señor Jesús vestido con una túnica blanca. Tenía una mano levantada para bendecir y con la otra tocaba la túnica sobre el pecho. De la abertura de la túnica en el pecho, salían dos grandes rayos: uno rojo y otro pálido. […] Después de un momento, Jesús me dijo: Pinta una imagen según el modelo que ves, y firma: Jesús, en Ti confío. Deseo que esta imagen sea venerada primero en su capilla y [luego] en el mundo entero” (D. 47). Allí también Jesús le dijo: “Quiero que esta imagen […] sea bendecida con solemnidad el primer domingo después de la Pascua de Resurrección; ese domingo debe ser la Fiesta de la Misericordia” (D. 49). Jesús le pidió que en la imagen debía colocarse de modo evidente la frase: “Jesús, en Vos confío” (cf. D. 47 y 327). Y tiempo después el Señor le explicó a sor Faustina el sentido de los rayos: “Los dos rayos significan la Sangre y el Agua. El rayo pálido simboliza el Agua que justifica a las almas. El rayo rojo simboliza la Sangre que es la vida de las almas… Ambos rayos brotaron de las entrañas más profundas de Mi misericordia cuando Mi Corazón agonizante fue abierto en la cruz por la lanza. Estos rayos protegen a las almas de la indignación de Mi Padre. Bienaventurado quien viva a la sombra de ellos, porque no le alcanzará la justa mano de Dios” (D. 299).

La primera imagen fue pintada en la ciudad de Vilna, en 1934, por Eugenio Kazimirowski. Luego de ver la insuficiencia artística para poder plasmar la belleza de Cristo por el pincel, sor Faustina se afligió y lloró; sin embargo Jesús le dijo: “No en la belleza del color, ni en la del pincel, está la grandeza de esta imagen, sino en Mi gracia” (D. 313). También Nuestro Señor Jesucristo quiso que la imagen sea venerada públicamente y que todos los hombres tuvieran acceso a ella (cf. D. 341 y 570). Desde entonces se han multiplicado en el mundo muchas versiones de la imagen, basadas en la visión que tuvo sor Faustina en Plock.

La imagen es un signo y también una síntesis visual de todo el mensaje de la Misericordia de Dios, tal como el Señor quiso transmitirlo por medio de santa Faustina: por un lado, nos recuerda el misterio revelado en la Sagrada Escritura sobre el amor misericordioso de Dios hacia el hombre, y por otro, exhorta al hombre a la confianza en Dios y a las obras de misericordia hacia los demás; también es como un recipiente que sirve para obtener las gracias que Jesús nos aseguró mediante sus promesas.

 Promesas y exigencias

El Señor promete grandes dones para los devotos de la imagen: “Prometo que el alma que venere esta imagen no perecerá. También prometo, ya aquí en la tierra, la victoria sobre los enemigos y, sobre todo, a la hora de la muerte. Yo Mismo la defenderé como Mi gloria” (D. 48), “Por medio de esta imagen colmaré a las almas con muchas gracias” (D. 570), “A través de esta imagen concederé muchas gracias a las almas; ella ha de recordar a los hombres las exigencias de Mi misericordia, porque la fe sin obras, por fuerte que sea, es inútil” (D. 742). Para quienes veneren correctamente la imagen (con confianza en Dios y obras de misericordia), el Señor promete grandes progresos en el camino de la perfección cristiana, la obtención de todas las gracias y beneficios temporales que los hombres pidan a Dios, la gracia de una buena muerte y la salvación eterna.

Puede utilizarse indistintamente “Jesús en Ti confío” o “Jesús en Vos confío”, con la coma o sin la coma luego de Jesús. Lo importante es sostener lo esencial que pide el Señor y la fidelidad y unidad con la Iglesia que ha aprobado esta nueva forma exterior de culto a la Misericordia Divina.

(Libro «La Divina Misericordia prepara al mundo», P. Mauro Carlorosi co.)

Habla al Mundo es un servicio de difusión de la Divina Misericordia que brinda espiritualidad, formación y capacita Apóstoles de la Divina Misericordia.

Para ser parte de esta obra Evangelizadora, podes sumarte a nuestros grupos de WhatsApp/Telegramwww.linktr.ee/hablaalmundo

Jesús, en Vos confío

También puede interesarte

Faustina: «La boca de Dios en la tierra»

En la confesión Dios nos habla por boca del...

Faustina: «La confianza»

Solo ella expulsa el miedo.198- Una vez el Señor...

Faustina: «Las almas elegidas»

Un poco sufridas pero las más inmensamente libres y...

Faustina: «Nada sin ella»

Santa Faustina comprendió perfectamente que el fiel cumplimiento de...

Faustina: «Miedos»

Jesús nos muestra que el miedo es sinónimo de...

Últimas Publicaciones

Artículo anterior
Artículo siguiente
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?