InicioServiciosNo ir al banquete sin ropajes de fiesta

No ir al banquete sin ropajes de fiesta

Fecha:

Quien teme la exclusión del reino de los cielos en el juicio definitivo del Sumo Juez, […] no se acerque al sacramento del pan celestial. Imagínese el juicio futuro, reflexione bien cuánto hay que temer aquel castigo final, que separa a los que llegan a la vida eterna de cuantos son precipitados en la muerte eterna (San Agustín).

La participación en la santa Eucaristía presupone haber recibido los sacramentos del Bautismo y, en su caso, el sacramento de la Penitencia. San Ambrosio interpreta la parábola del Hijo pródigo (Lc 15, 11-32) como una preparación para el banquete eucarístico [9]. El Padre corre al encuentro del hijo que regresa, le besa, le reviste con el hábito nupcial sin el cual no puede entrar en el banquete y le pone el anillo, prenda de la fe y sello del Espíritu Santo – en efecto se dispone a celebrar la pascua del Señor- y mata el ternero, porque Cristo, nuestra pascua, ha sido inmolado (1 Cor 5, 7). El Bautismo, único, es el sacramento de la fe y del perdón de los pecados. “Advierte que tú estás limpio de todo pecado, porque tus culpas han sido lavadas. Por ello te juzga digno de los sacramentos celestiales y, por tanto, te invita al banquete celeste” (San Ambrosio, De Sacramentis). “De hecho, aunque quien se acerca al bautismo no confiesa sus pecados, con todo, con este mismo acto realiza la confesión de todos sus pecados, porque pide ser bautizado para obtener la justificación, es decir, para pasar de la culpa a la gracia” (San Ambrosio, De Poenitentia). La Eucaristía en sí misma es capaz de perdonar todos los pecados, incluso los más graves, pero considerando el sujeto que recibe la Eucaristía éste debe llevar el vestido nupcial (S. Ambrosio, De Bono Mortis) . La frase de san Pablo, “que cada uno se examine a sí mismo” (1 Co 11, 28) manifiesta que sólo quien se sienta libre de culpa puede participar en el banquete eucarístico, pues el cuerpo de Cristo es el pan de la vida y sólo los que están vivos por la gracia bautismal pueden comer de este pan. “Ninguno, en efecto, debe participar en los sacramentos del cielo, si antes no teme a Dios –éste es el principio de la sabiduría-, si no ha conservado o recuperado el sello espiritual, si no ha anunciado al Señor” (S. Amb. Expositio Evangelii secundum Lucam) . “El Apóstol nos enseña a separarnos de todo hermano que vive en el desorden (2 Ts 3, 6) y a herirlo con la espada espiritual, que es la palabra de Dios (Ef 6, 17). No miremos a la cara al hermano o familiar; alejemos al inmundo de los altares de Cristo, para que se purifique y corrija sus errores, de modo que merezca volver a los sacramentos de Cristo” (S. Amb., De Helia et Ieiunio) “Quien teme la exclusión del reino de los cielos en el juicio definitivo del sumo juez, mientras, según la disciplina eclesiástica, no se acerque al sacramento del pan celestial. Imagínese el juicio futuro, para que cuando los otros se acercan al altar de Dios, al que él no puede acercarse, reflexione bien cuánto hay que temer aquel castigo final, que separa a los que llegan a la vida eterna de cuantos son precipitados en la muerte eterna. Ahora muchos malvados pueden acercarse a este altar, que en la Iglesia, que camina en este mundo, es visible a los ojos humanos para que se celebren visiblemente los sagrados misterios. Esto es posible porque Dios recurre a su paciencia en el tiempo presente, reservando al futuro la manifestación de su severidad. De hecho, ellos se acercan ignorando que es, en efecto, la paciencia de Dios la que les conduce a la penitencia. Pero ellos, por la dureza de su corazón, y por su corazón impenitente, acumulan enojo contra sí mismos para el día de la ira y de la manifestación del justo juicio de Dios, que dará a cada uno según sus obras” (San Agustín, Sermón 351) .

Habla al Mundo es un servicio de difusión de la Divina Misericordia que brinda espiritualidad, formación y capacita Apóstoles de la Divina Misericordia.

Para ser parte de esta obra evangelizadora, podés sumarte a nuestros grupos de WhatsApp/Telegram: www.linktr.ee/hablaalmundo

Jesús, en Vos confío

También puede interesarte

Adoradores: «Jesús callaba»

Meditar frente al Santísimo sobre lo que nos dice este...

Adoradores: «Nuestro centro es Jesús Sacramentado»

¿La divina Eucaristía no es el Cielo en la...

Adoradores: «Encarnación y Eucaristía»

En la Encarnación, Dios ha asumido la condición humana...

Adoradores: «Los niños y la Eucaristía»

Incentivemos en nuestros niños su amor a la Santa...

12 de julio. Santa Teresa de los Andes

Nació en Santiago de Chile el 13 de julio...

Adoradores: «Testimonios eucarísticos»

Testimonios y relatos que nos ayudarán a incrementar nuestro amor...

Últimas Publicaciones

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?