InicioServiciosMilagros eucarísticos: Prodigio ocultado

Milagros eucarísticos: Prodigio ocultado

Fecha:

Un sacerdote celebra misa en la capilla de un castillo croata, en el siglo XV. Durante la consagración su fe flaquea y el caliz con el vino se convierte en sangre. El prodigio es ocultado por el mismo celebrante y, antes de morir lo confiesa, permitiendo así que su culto continúe hasta nuestros días.

En 1411, en Ludbreg, en la capilla del castillo de los condes Batthyány, un sacerdote celebró la misa. Durante la consagración del vino, el sacerdote dudó de la verdad de la transubstanciación. Entonces, el vino contenido en el cáliz se transformó en Sangre. Lleno de confusión, escondió la reliquia detrás de un muro del altar principal.

El sacerdote mantuvo el secreto, pero poco antes de morir reveló el prodigio. Luego de su confesión, la noticia se difundió velozmente y Ludbreg se convirtió en meta de peregrinaciones. Poco después, la Santa Sede mandó que la reliquia del milagro fuese llevada a Roma, donde permaneció por largos años. El pueblo de Ludbreg y los alrededores continuaron la costumbre de peregrinar hacia la capilla del castillo.

A inicios del siglo XVI,durante el pontificado del papa Julio II se convocó en Ludbreg una comisión para investigar los hechos relacionados con el milagro eucarístico. Fue allí que se recogieron varios testimonios de curaciones milagrosas gracias a la oración ante la reliquia.

El 14 de abril de 1513, el papa León X publicó la bula permitiendo la veneración de la santa reliquia que él mismo, en repetidas ocasiones, había llevado en procesión por las calles de Roma. Poco después, la reliquia fue restituída a Croacia.

Un prodigio del milagro

Durante el siglo XVIII, la Croacia septentrional fue atacada por la peste. El pueblo se dirigió a Dios para invocar su auxilio. Lo mismo hizo el Parlamento croata, que durante la sesión llevada a cabo en la ciudad de VaraÏdin, el 15 de diciembre de 1739, hizo el voto de construir una capilla en Ludbreg en honor al Milagro si la peste se detenía. La peste fue derrotada pero el voto prometido sólo fue cumplido en 1994, con el restablecimiento de la democracia en Croacia.

En el año 2005, en la capilla votiva, el artista Marijan Jakubin pintó un gran fresco de la Ultima Cena en el que, en vez de los Apóstoles, se encuentran los santos y beatos croatas. En el lugar de San Juan, se encuentra el beato Iván Merz, que durante el Sínodo de los Obispos sobre la Eucaristía, realizado en Roma en el año 2005, ha sido contado entre los 18 santos eucarísticos más importantes de la historia de la Iglesia. En el cuadro, Cristo sostiene en su mano la Custodia con la reliquia del milagro eucarístico.

Habla al Mundo es un servicio de difusión de la Divina Misericordia que brinda espiritualidad, formación y capacita Apóstoles de la Divina Misericordia.

Para ser parte de esta obra evangelizadora, podés sumarte a nuestros grupos de WhatsApp/Telegram: www.linktr.ee/hablaalmundo

Jesús, en Vos confío

También puede interesarte

Pan y palabra, una sola cosa

 El papa Francisco enseña en su catequesis que en...

Adoradores: “Mejor que no vaya a misa”

Hace un tiempo el papa Francisco dijo la frase...

Para qué se adora al Santísimo Sacramento

Adorar es un deber antes que un gusto, ya...

La Eucaristía en el Catecismo de la Iglesia Católica (X)

¿Cuánto sabemos acerca de la Eucaristía? ¿Son los nuestros...

María Santísima y la Eucaristía

El último capítulo de la encíclica Ecclesia de Eucharistia...

Adoradores: ¿Por qué debemos ir a misa?

Ocho razones para participar de la Eucaristía dominical y...

Últimas Publicaciones

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?