InicioServiciosMisioneros de la Caridad, pero sobre todo adoradores

Misioneros de la Caridad, pero sobre todo adoradores

Fecha:

Las Misioneras de la Caridad son una congregación religiosa de derecho pontificio, fundada por la beata Teresa de Calcuta en 1950. Son parte de una familia religiosa de varias congregaciones misioneras en el centro de cuyas vidas se encuentra Jesús Eucaristía, adorado especialmente en todas las casas. El objetivo de las Misioneras es servir a Cristo en los más pobres de entre los pobres. Además de la profesión de los tres clásicos consejos evangélicos, las Misioneras profesan un cuarto voto de servicio libre y de todo corazón a los más pobres.

La misión apostólica de la congregación consiste en cuidar material y espiritualmente de «los hambrientos, los desnudos, los sin hogar, los lisiados, los leprosos, toda esa gente que se siente indeseada, rechazada, sin cariño, para traerlos de vuelta a la sociedad, esa sociedad para la que se han vuelto una carga y los evita.»

Comenzó con sólo 12 religiosas en Calcuta y hoy son más de 4.500, atendiendo orfanatos, hospicios de víctimas del sida, centros de caridad, refugiados, alcohólicos, impedidos, pobres, sin hogar, víctimas de inundaciones, epidemias y hambre por todo el mundo, con casas en Asia, África, América Latina, América del Norte, Europa y Australia.

Adoradoras, antes que nada

Pero las Misioneras no son sin más unas activistas sociales. Saben que para que su labor dé verdaderamente frutos, deben llevar una vida de observancia conforme a lo que la Iglesia pide y exige a los religiosos, y que la Beata Teresa fue la primera en vivir dando ejemplo. Intensa vida de oración, con especiales momentos de adoración al Santísimo y práctica asidua de la penitencia y ascesis. La vida en las casas religiosas debe tener lo mínimo. Ante todo hay que dar ejemplo de amor a los pobres, viviendo como ellos. Uso de un sencillo hábito religioso con el que testimonian públicamente su consagración a Dios. Es lección para aquellas otras religiosas que se llenan la boca diciendo que el hábito las aleja y les impide acercarse a la gente para transmitirles el amor de Dios en Jesucristo. Para las Misioneras, el hábito no es una barrera, pura imaginación en algunas congregaciones, sino un testimonio de pobreza y de presencia de la Iglesia de Jesucristo entre los más necesitados.

Ni televisores, ni decoraciones superfluas, ni comidas copiosas, ni lujos, ni nada que no sea conforme a la pobreza profesada, tienen cabida en las casas de las Misioneras.

La familia religiosa de la Madre Teresa es aún más amplia:

Hermanos Misioneros de la Caridad: Fundados por la Madre Teresa y el Hermano Andrew en 1963.
Se dedican a obras de caridad como leproserías para hombres, casas de acogida para toxicómanos, enfermos de sida, alcohólicos, jóvenes inadaptados, etc. Son unos 400 y no se promueven al sacerdocio.

Misioneras de la Caridad Contemplativas: Fundadas por la Madre Teresa y por Sor Nirmala (Superiora General) en 1976.
Las hermanas no son de estricta clausura: son “contemplativas en el mundo”. Dedican gran parte de la jornada y de la noche a la oración, y a la adoración Eucarística, ofreciendo diariamente entre tres y cinco horas a la entrega a los más pobres. Con su oración constante, sostienen la labor de las Misioneras de vida activa. Son unas 150 contemplativas.

«El fruto del silencio es la oración.
El fruto de la oración es la fe.
El fruto de la fe es el amor.
El fruto del amor es el servicio.
El fruto del servicio es la paz.»

Misioneros de la Caridad Contemplativos: Fundados el día de San José de 1979 por la Madre Teresa y el Padre Sebastián Vazhakala. Los hermanos, promovidos algunos al sacerdocio, viven la Palabra de Dios en la pobreza, la humildad y la alegría de la Adoración de Jesucristo Sacramentado, y en el servicio de los más pobres en las cárceles, los hospitales y las calles. Visten hábito religioso de color grisáceo con cruz en el pecho. Rondan los cincuenta religiosos y están presentes en Italia, India y Albania.
Contacto: Via Di San Agapito, 8.
00177 Roma- Italia.

Padres Misioneros de la Caridad: Fundados por la Madre Teresa y el Padre Joseph Langford en 1984. La Madre Teresa sabía que la pobreza más profunda de los hombres era la espiritual. Ésta sólo puede ser erradicada con el ministerio sacerdotal. Los Padres Misioneros desempeñan su ministerio en las calles, las barracas, en las afueras de las grandes ciudades y los lugares donde a la pobreza material va unida la indigencia espiritual. Son unos 50 religiosos, presentes en Italia, México, Guatemala, Kenia, Tanzania e India.

Habla al Mundo es un servicio de difusión de la Divina Misericordia que brinda espiritualidad, formación y capacita Apóstoles de la Divina Misericordia.

Para ser parte de esta obra evangelizadora, podés sumarte a nuestros grupos de WhatsApp/Telegram: www.linktr.ee/hablaalmundo

Jesús, en Vos confío

También puede interesarte

La Eucaristía en el Catecismo de la Iglesia Católica (XV)

¿Cuánto sabemos acerca de la Eucaristía? ¿Son los nuestros...

Adoradores: Santa Gianna Beretta Molla. 17 de abril

Gianna Beretta nació en Magenta (provincia de Milán) el...

En la Comunión recibimos el Pan de Vida

A través de la Eucaristía Jesús nos comunica su...

Milagros Eucarísticos: Perdida, hallada y conservada intacta

El Milagro Eucarístico de Onil, España, ocurrió luego que...

Prodigio eucarístico en un oásis mariano

Ocurrió en Guadalupe, España, en el siglo XV. De...

La Eucaristía y el Corazón de Cristo

La imagen del Sagrado Corazón de Jesús nos recuerda...

Últimas Publicaciones

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?