InicioServicios"Adoradores: Testimonios eucarísticos"

«Adoradores: Testimonios eucarísticos»

Fecha:

Emotivos relatos que nos ayudarán a
incrementar nuestro amor y fervor eucarísticos.

La Eucaristía cambió al pueblo

San Juan Bautista Vianney escucha en su parroquia de Ars la confesión de una muchacha buena venida de otro pueblo, Beaujolais, cuando casi no se recibía la Comunión por consecuencias del jansenismo, la más perniciosa de las herejías porque apartaba las almas de Jesús.
– Hija mía, en adelante
vas a comulgar cada mes.
– ¡Padre, si eso no se hace en mi pueblo!
– Pues, empieza por hacerlo tú.

A la pobre chica le costó obedecer. Pero lo hizo. Vuelve a Ars al cabo de algunos meses.
– Hija, en adelante vas
a comulgar cada quince días.
– ¡Pero, Padre! Si todo el mundo ya me señala porque lo hago cada mes, y me muero de vergüenza.
– Mira, para que no tengas tanta, escógete algunas compañeras y lo hacéis todas juntas. Vas a venir aquí con ellas cada seis meses.

Doce compañeras llegaron juntas a Ars. Y después de ellas, el párroco de Beaujolais, para
decirle al Santo:
– ¡Padre, gracias! Hoy, por esas chicas, comulga toda la gente. Usted me ha renovado la Iglesia parroquial.

¡Viva Cristo Rey!

Los 51 Beatos Mártires Claretianos de Barbastro constituyen un caso espléndido y excepcional de amor y de fidelidad a Cristo. Asaltado el Seminario por los rojos [comunistas], y viendo que los llevaban a la cárcel, recogieron las Sagradas Formas de los copones, comulgaron ante los mismos milicianos asaltantes, y se llevaron consigo la Eucaristía, en torno a la cual formaron en la cárcel una corona ininterrumpida de adoradores.

Sus cantos lo decían todo:
«Oh Jesús, yo sin medida te quisiera siempre amar.
¡Cuán feliz yo si la vida por tu amor pudiera dar!».

Y, sobre todo, su himno martirial:
«Jesús, ya sabes, soy tu soldado. Siempre a tu lado yo he de luchar.
Contigo siempre, y hasta que muera, una bandera y un ideal.
¿Y qué ideal? Por ti, Rey mío, la sangre dar».

Escribían frases como éstas:
«Derramo mi sangre por mantenerme fiel y leal al divino Capitán CristoJesús».
«Morimos todos contentos por Cristo y su Iglesia».
«¡Viva el reinado social cristiano!».
Y cantando y gritando sin cesar ¡Viva Cristo Rey!, fueron todos a la muerte. Uno de los asesinos confesaba:                                                                                          «¡Cuidado, qué gente!
Cuanto más les disparábamos, más fuerte gritaban ¡Viva Cristo Rey!». Así acabaron su vida aquellos jóvenes y valientes seminaristas en Agosto de 1936, fieles a Jesucristo y sin una sola claudicación.

Habla al Mundo es un servicio de difusión de la Divina Misericordia que brinda espiritualidad, formación y capacita Apóstoles de la Divina Misericordia.

Para ser parte de esta obra evangelizadora, podés sumarte a nuestros grupos de WhatsApp/Telegram: www.linktr.ee/hablaalmundo

Jesús, en Vos confío

También puede interesarte

Adoradores: «Milagros eucarísticos»

Glotowo: hostias olvidadas en un campoEn 1290, a causa...

Adoradores: «Formar niños adoradores»

Es increíble ver como los niños adoran a Jesús...

Adoradores: «Los niños y la Eucaristía.»

Incentivemos en nuestros niños su amor a la Santa...

Adoradores: «Contemplación eucarística»

El beato Gracia de Cátaro (1423-1508), san Pascual Bailón...

Adoradores: «Testimonios eucarísticos»

Testimonios y relatos que nos ayudarán a incrementar nuestro amor...

Adoradores: “Vamos al Sacrificio de Jesús (II)» (Continuación)

Vemos que el sacerdote echa incienso en un pequeño...

Últimas Publicaciones

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?