InicioServiciosAdoradores: "Amor a la Santa Eucaristía"

Adoradores: «Amor a la Santa Eucaristía»

Fecha:

La Eucaristía llega a ser nuestro éxtasis, nuestra visión beatifica
de Dios en este extremo de la eternidad. Reflexiones de sor Nirmala MC.

Hay una historia acerca de un cachorro de león que se perdió en el bosque y que fue encontrado por un pastor quien lo llevó a casa y le permitió que creciera junto con sus ovejas. Un día, un león pasaba por ahí y vio a este leoncito entre las ovejas, que comía pasto y balaba. El león le dijo al cachorro: “¿Que estás haciendo ahí? ¿Por qué estás comiendo pasto y balando como una oveja? ¿No sabes que no eres una oveja sino que eres un león? El cachorro comenzó a balar aun más. Entonces el león se llevó al cachorro a un pequeño lago cercano y le dijo: “¡Mira tu reflejo en el agua y después voltea a verme a mí y sabrás quién eres!”. El cachorro obedeció y para su sorpresa se veía igual que el león. Entonces este le dijo: “Si, eres un león. Se supone que tú no debes de comer pasto ni balar, sino que debes de comer carne, beber sangre y rugir.” Entonces el león le pidió al cachorro que rugiera, y con unos cuantos intentos el cachorro de león fue capaz de rugir y supo que en realidad era un león.
Nosotros los seres humanos también, quienes hemos sido creados por Dios nuestro Padre a imagen y semejanza suya para amar y ser amados ahora y por toda la eternidad, debemos de comer la carne y beber la sangre del Cordero de Dios y ser llenados con Su Espíritu y “rugir” con amor como el “León de Judá”, Jesús Su Hijo unigénito, y saber que nosotros también somos hijos e hijas de Dios, hermanos y hermanas de Jesús y de cada ser humano y de toda la creación.

Permanencia divina

La Eucaristía es el alimento dado por nuestro Padre en el cielo para nosotros, sus hijos. Jesús dijo: “Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo. El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él.” (Jn 6, 51, 56).
¡Que misterio de misterios! ¡Misterio de amor! La Eucaristía es el esplendor de la increíble pasión de Dios por la humanidad. Jesús, el resucitado Señor de la gloria en los cielos está verdaderamente presente en la tierra bajo las humildes apariencias de pan y vino, como alimento y bebida para los hombres para la inmortalidad, para una vida de amor eterno. La Eucaristía es el sacramento de la ternura de Dios para con el hombre, sacramento de amor, sacramento de la presencia de Jesús entre nosotros, Emmanuel, la Palabra hecha carne que nació de la Virgen María en Belén. […]
Jesús en la Eucaristía es el mismo Jesús que fue bautizado en el Jordán por Juan el Bautista, sobre quien el Espíritu de Dios descendió de los cielos en forma de paloma y de quien el Padre da testimonio: “Este es mi hijo amado en quien me complazco”.

Habla al Mundo es un servicio de difusión de la Divina Misericordia que brinda espiritualidad, formación y capacita Apóstoles de la Divina Misericordia.

Para ser parte de esta obra evangelizadora, podés sumarte a nuestros grupos de WhatsApp/Telegram: www.linktr.ee/hablaalmundo

Jesús, en Vos confío

También puede interesarte

Una procesión para obtener el favor del Cielo

En 1603 la isla de Chío estaba amenazada de...

Adoradores: «Los niños y la Eucaristía»

Incentivemos en nuestros niños su amor a la Santa...

Adoradores: «Testimonios eucarísticos»

Testimonios y relatos que nos ayudarán a incrementar nuestro amor...

“Vamos al sacrificio de Jesús”(V) (Continuación)

SilencioAntes de las lecturas bíblicas, todos hacemos silencio. ¿Por...

Modelo de contemplación

En el Corazón de María aprendemos los misterios de amor...

El Espíritu Santo y la Eucaristía

Por la comunión de su Cuerpo y su Sangre, Cristo...

Últimas Publicaciones

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?