InicioServiciosTestimonios eucarísticos

Testimonios eucarísticos

Fecha:

Emotivos relatos que nos ayudarán a aumentar nuestro amor y fervor eucarístico.Quien comulga está lleno de Cristo, está lleno de Dios

Gounod, el célebre músico y ferviente católico, visita al niño de un amigo en su Primera Comunión. Aquel niño, a los ojos del gran compositor, estaba rebosante de la Vida de Cristo por el Pan celestial que había comido. Interviene el papá:
Mira, pide la bendición a este caballero, autor del bello canto que has oído cuando ibas a recibir la Comunión.
El niño se va a arrodillar ante Gounod, que lo rechaza:
No, niño. No tienes que arrodillarte tú ante mi, sino yo ante ti, que no soy digno de desatar el cordón de tu zapato, porque tú llevas hoy a Dios dentro de ti.
Se arrodilla el gran músico, toma la manecita del niño, y le hace trazar sobre su frente la señal de la cruz, sabiendo que le bendice el mismo Jesús.
Lágrimas en todos los presentes, que aprenden una inolvidable lección:
quien comulga está lleno de Cristo, está lleno de Dios…

¡Es tan hermoso estar con El!

Francisco, el niño vidente de Fátima, le encargaba a su prima Lucia:
«Tú vas a la escuela. Cuando salgas, ven a buscarme en la iglesia.
Allí estaré cerca del altar con Jesús Escondido«.
Y, enfermo, su gran pesar era no poder visitar a Jesús, de modo que encarga su prima:
Lo que más me duele es no poder estar con Jesús Escondido.
Vete a la Iglesia y dile un montón de cosas por mí.
Y pregunta a Lucía:
¿Has comulgado? Acércate a mí, porque llevas en tu corazón a Jesús. No sé cómo, pero siento a Nuestro Señor dentro de mí, y, sin verlo ni oírle, comprendo lo que me dice. ¡Es tan hermoso estar con El!…

El día de su muerte estaba loco de felicidad, porque pudo recibir la Primera Comunión, que fue también el Viático del niño a quien hoy llamamos “Beato Francisco Martos”.

La lamparita roja del Sagrario

Se ha contado muchas veces lo que el Cardenal Perraud atestiguó en el Congreso Eucarístico de Paray le Monial en 1897.
Aquel protestante inglés, de turismo por Italia con su familia, entra en una iglesia católica por admirar el arte. Y le pregunta el niño:
– Papi, ¿qué es esa lamparita roja de allí?
– Es que allí está Jesucristo, como creen los católicos.

Protestante serio y fiel, visita para el culto su propia iglesia.
– Papi, ¿y por qué no está
aquí aquella lucecita roja?
– Porque aquí no está Jesucristo.

Un rayo de luz intensa brilló en la mente de aquel noble caballero, que se va repitiendo: ¡Aquí no está Jesucristo, aquí no está Jesucristo!…
Y con toda su familia ingresó en la Iglesia Católica.

Habla al Mundo es un servicio de difusión de la Divina Misericordia que brinda espiritualidad, formación y capacita Apóstoles de la Divina Misericordia.

Para ser parte de esta obra evangelizadora, podés sumarte a nuestros grupos de WhatsApp/Telegram: www.linktr.ee/hablaalmundo

Jesús, en Vos confío

También puede interesarte

Adoradores: «Descanso espiritual»

San Josemaría Escribá de Balaguer (1902 - 1975) escribió...

Adoradores: «Testimonios eucarísticos»

Testimonios y relatos que nos ayudarán a incrementar nuestro amor...

Adoradores: «Sagrado Alimento de peregrinos y caminantes»

La Eucaristía nos empuja a promover la fraternidad en...

Adoradores: «Jesús en la Sagrada Eucaristía»

Tú estás aquí, Señor, en la Sagrada Eucaristía, a dos...

Adoradores: «Milagros eucarísticos»

Glotowo: hostias olvidadas en un campoEn 1290, a causa...

Últimas Publicaciones

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?